Saltar al contenido
Closer Marketing

▷ Lean UX ¿Qué es? Fases y Metolodogía | Guía 【2021】

¿Piensas en montar tu propio negocio en línea? ¿Necesitas mejorar tu app o web? ¿Piensas en ingresar un nuevo producto o servicio en tu empresa? Cuando un emprendedor se plantea estas preguntas, siempre y en todo momento tiene la duda de si estos cambios o nuevos modelos le van a ser rentables, pues debe asumir un peligro de inversión de tiempo y/o dinero. Sin embargo, este riesgo no tiene porqué ser tan alto como se estima, si logramos validar la idea desde el principio a través de pequeños ensayos. Para ello nace la metodología Lean UX.

Qué es Lean UX

Es una metodología ágil que deja hacer un nuevo emprendimiento o progresar uno ahora existente, siempre y en todo momento con la iniciativa de agradar las necesidades del usuario de una forma rápida y eficaz. Esta metodología se apoya en la filosofía Lean Startup de creación de compañías.

En el momento en que charlamos de usabilidad en un producto digital, se estima que esto va mucho alén de lo puramente visual… no nos sirve de nada tener una página con una interfaz impecable, dónde sea muy fácil andar, si nuestro producto o servicio no está alineado con las pretensiones de nuestros usuarios. La metodología Lean UX empieza, en consecuencia, en las fases iniciales del diseño del producto o servicio.

Fases de Lean UX

Para empezar el desarrollo hay que tener claro que lo que se marcha a perseguir con esta metodología es conseguir un producto mínimo posible, que aporte gran valor a los clientes. Siempre perseguiremos agradar a los clientes del servicio y que las funciones que desarrollemos le aporten valor real

En una primera fase debemos reunir toda la documentación precisa: sobre la compañía, sobre el usuario y sobre el contexto. En el momento en que hemos recopilado toda esta información y la hemos analizado, se lanzará una iniciativa de valor. Esta propuesta es una declaración de teóricos, o sea, una hipótesis que deberemos validar. Una vez lanzada la hipótesis, sea va a crear un producto mínimo posible. 

La filosofía Lean UX es un desarrollo iterativo, apoyado en el Build-Measure-Learn, esto es, Crear, medir, aprender. Se trata de sacar conclusiones basándonos en los clientes reales que utilizan (o que van a utilizar) el producto/servicio. Si desde el primer instante el usuario no «aprueba» el producto, es más económico pivotar y volver a comenzar el desarrollo. O sea, la metodología Lean UX nos permite «confundirnos» en estadios muy precoces, en el momento en que aún es muy económico reconducir la idea.

Ciclo iterativo de desarrollo Lean Ux. Fuente: DepositPhotos.

Imaginemos, por ejemplo, que somos un emprendedor que tiene un concepto de publicar una escuela de hostelería en línea: con cientos de cursos en vídeo, profesores de renombre y con una tienda en línea para comprar los utensilios de cocina precisos. Esta iniciativa no es nada “lean”, ya que necesita de mucha inversión de tiempo y dinero para llevarla a cabo, lo que supone un riesgo altísimo para el inversor. ¿Cómo podemos minimizar este peligro?

Bajo la metodología Lean UX, deberemos lanzar un producto mínimo posible: podría ser la creación de un canal de Youtube en el que se comparta manuales de cocina profesional con la intención de validar la hipótesis de que habría individuos interesados en estos tutoriales. El coste sería mínimo y si logramos captar un preciso número de seguidores, hemos validado la idea. Si no se captan suscriptores, hay que regresar a publicar una exclusiva hipótesis. De este primer producto mínimo posible, tenemos la posibilidad de sacar información de nuestros usuarios, comprender su perfil o sus intereses… por servirnos de un ejemplo: ¿el formato es el preciso? ¿qué tipo de tutoriales les atrae?

Una vez que hemos validado esta primera hipótesis y hemos conseguido información sobre los individuos a través del canal de YouTube, vamos a poder lanzar la siguiente hipótesis que podría ser: “Los usuarios estarían interesados en abonar una cuota mensual por recibir cursos de repostería profesional”. Así, el próximo paso sería hacer un «Membership Site» sobre repostería en los que el usuario tuviese que abonar una mensualidad para acceder a un listado de cursos. Una vez llegados a este punto, vamos a poder charlar de usabilidad de la app o portal web

Lo esencial en todas las fases es validar las ideas mediante datos, examinando el comportamiento del usuario y intentando de conocer mejor sus necesidades reales, para ir virando nuestro producto/servicio según sean estas.

Prototipado UX

Creando un prototipo para enseñar a los clientes. Imagen: DepositPhotos.

Imaginemos que vamos a crear el Membership site del que charlábamos. Ahora toca que el sitio sea simple de usar para el usuario. El primer paso sería lanzar un prototipo de baja fidelidad (sketch), para comprender de qué manera el usuario se moverá por la página web. El prototipo será en sí mismo una nueva hipótesis y para validarla le vamos a deber enseñar este “boceto” a una muestra de usuarios potenciales: ¿qué echan en falta? ¿se suscriben apropiadamente al ubicación? ¿es simple para ellos desplazarse por medio de las partes? De este ensayo con clientes reales vamos a sacar las conclusiones y rectificaciónes primordiales para seguir con la próxima fase: la creación de un prototipo de alta fidelidad.

El contacto continuo con los individuos va a hacer que podamos adaptarnos a sus pretensiones reales y obtener un producto a la medida para ellos, lo que nos permitirá un crecimiento continuo y, más que nada, con una inversión mínima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *