Saltar al contenido
Closer Marketing

Las novedades falsas en Fb superan las noticias reales

Unos días antes de las elecciones de presidentes estadounidenses de 2016, múltiples aclaraciones falsas que favorecieron al Donald Trump de Hillary Clinton se propagaron ampliamente en Facebook y otras comunidades.

Entre aquéllos que recibieron la mayor circulación, uno mencionó que Francisco I expresó su acompañamiento a Trump, y el otro mencionó que agentes del FBI estaban involucrados en la investigación de los mails de Hillary Clinton y fueron encontrados asesinados. Los dos reportes son totalmente falsos y se publicaron en varios weblogs y sitios web de periódicos populares, como el inexistente Denver Guardian.

El directivo ejecutivo de Fb, Mark Zuckerberg, ha proclamado públicamente que cree que las novedades falsas afectan las elecciones como «absurdas» pues las noticias falsas son únicamente una pequeña una parte de la información disponible en Internet. Sin embargo, es obvio que no todas las noticias tienen exactamente el mismo peso, y las noticias diseñadas específicamente para cambiar la opinión pública siempre son impresionantes y tienen un mayor impacto psicológico. También están ofuscados con las personas que los crearon y los entregaron a través de campañas publicitarias pagas.

Parece que cuando se propagan novedades falsas no es bastante, en general no solo para corregir y descartar esa novedad, sino también para un alcance menor. Por lo tanto, engañar tiene la posibilidad de tener un encontronazo importante, especialmente en instantes críticos antes de las selecciones.

En lo que se refiere a las situaciones específicas de estas selecciones presidenciales, el análisis de la información estadística exhibe que en los días previos a las selecciones, las noticias falsas eran más esenciales y estaban más interrelacionadas que las noticias reales.

El fenómeno de la basura

La creación y difusión de noticias falsas forma parte al «mundo territorial»: la verdad social fabricada para influir en la opinión pública. Este problema siempre ha existido en los medios de comunicación, pero Internet y las nuevas tecnologías, especialmente los fenómenos virales, han exacerbado este fenómeno de formas sin precedentes.

La tecnología incursiona supone muchas ocupaciones diferentes: aparte de las noticias falsas, también puede obtener comentarios falsas, comprar backlinks o enlaces entrantes a websites para mejorar el ranking de los motores de búsqueda, obtener seguidores de Twitter o redes artificiales otras redes sociales – volumen de tráfico Extendida espera.

Con el apoyo de Internet, no solo puede hacer de manera rápida un medio, sino más bien asimismo atraer instantáneamente a una audiencia global. No hay nada de malo en evitar que alguien difunda información falsa. En las redes sociales, el contenido viral puede no ser el mucho más útil o el mucho más útil, pero es el más pasmante.

Lo más alarmante es que incluso los medios de comunicación de primera línea más populares tienen reportes falsos, comunicando información falsa publicada en blogs y sitios web conformados por los navegantes de la web de Astro. Cuando se asegura la información y se determina que es errónea, la forma más simple es añadir una pequeña actualización o comentario al principio o al final de la publicación para señalar que el contenido publicado se rechazó. Evidentemente, esto no semeja suficiente.

Tabla de Contenido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver la política de cookies aquí.    Más información
Privacidad